Museo de Melena del Sur: añorado espacio

Tras 16 años cerrado el Museo Municipal de Melena del Sur reabrió su sede para proponer novedosos modos de conocer la historia.

En cuatro salas permanentes y una transitoria y multipropósito esta institución cultural ofrece un recorrido por el devenir de este municipio desde la etapa aborigen hasta los sucesos más recientes.

Las salas proponen un recorrido por la historia de Melena. Foto: Adrian Noa
Las salas proponen un recorrido por la historia de Melena. Foto: Adrian Noa
Las salas proponen un recorrido por la historia de Melena. Foto: Adrian Noa
Las salas proponen un recorrido por la historia de Melena. Foto: Adrian Noa

Como fruto del esfuerzo y la perseverancia de los especialistas del Departamento de Patrimonio Cultural de Mayabeque, así como de Yordana Carrodeguas Rojas, directora del museo y sus trabajadores, este centro luce, desde noviembre de 2016, un renovado esplendor.

Las hojas de sala constituyen un aporte al guión museográfico. Resultan útiles si no se realiza una visita dirigida, pues explican lo que se expone en cada sala. Foto: Adrian Noa
Las hojas de sala constituyen un aporte al guión museográfico. Resultan útiles si no se realiza una visita dirigida, pues explican lo que se expone en cada sala. Foto: Adrian Noa

Hoy les proponemos acercarse a algunos detalles y curiosidades que puede descubrir si visita el museo melenero*.

  • La arquitectura de esta sede es del estilo ecléctico, mantiene sus columnas de mármol, los arcos en los umbrales de los interiores y un patio interior. Esta casa pertenecía a los dueños de la farmacia, una familia china.
  • La primera inauguración del museo fue en 1982.
El museo se ubica muy cercano al parque del municipio, sitio que fue declarado Patrimonio Nacional. Foto: Adrian Noa
El museo se ubica muy cercano al parque del municipio, sitio que fue declarado Patrimonio Nacional. Foto: Adrian Noa
  • En la sala 2, dedicada a la Educación y especialmente a la Campaña de Alfabetización, hay imágenes del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz en la ONU en 1960 cuando dio a conocer que Cuba emprendería la Campaña. Se exponen también fotos del desarrollo de esa epopeya tanto en Melena del Sur como en el resto de la Isla.
Elementos icónicos de la Campaña de Alfabetización también pueden verse en el museo melenero. Foto: Adrian Noa
Elementos icónicos de la Campaña de Alfabetización también pueden verse en el museo melenero. Foto: Adrian Noa
  • La sala 3 se consagra a mostrar el desarrollo sociocultural del municipio, sobresale en esta colección existieron la revista Cúspide, esta publicación alcanzó connotación nacional. Su director era el administrador del ingenio Merceditas, José Cabrera Díaz y el redactor Félix Muñoz, una personalidad reconocida en este territorio, quien fue el iniciador del busto de las madres.
  • A la medicina y sus exponentes destacados en Melena también se concedió un espacio en la sala 3. Hay una vitrina donde puede verse un instrumental de médico Ibrahím Piloto, un doctor muy prestigioso del municipio y que se desempeña como Subdirector de la Liga contra la ceguera; él modestamente nos donó esta pieza. Además en esta muestra hay piezas del médico Abelardo Felipe, él labora en el hospital Calixto García.
  • Un sitio especial de esta institución cultural resulta la sala dedicada a la impronta de Fidel en Melena del Sur. A partir de rigurosas investigaciones llevadas a cabo por los especialistas del museo se documentan unas 30 visitas del Comandante en Jefe a este territorio. A partir de su militancia en el Partido Ortodoxo, debido a la estrecha relación que estableció con la familia Piloto, para la cual realizó dos litigios de tierras contra los Gómez-Mena, una familia pudiente y dueños del central, por lo que no se ganaron los litigios. A la familia Piloto, Fidel les dio la tierra en el contexto de la Reforma Agraria y ellos conservan el certificado de la tierra firmado por Fidel.  Otras visitas  las realizó con motivo de dar seguimiento a la agricultura, sobre todo en los años 90; téngase en cuenta que aquí se inauguró la primera UBPC del país, se trata de la Simón Rodríguez; se exponen imágenes de Fidel durante la inauguración.  El Comandante también inauguró aquí la escuela formadora de maestros Revolución Húngara, además vino a las graduaciones.
La bandera cubana y el bolígrafo que usó Raúl Castro en la tribuna antimperialista realizada en Melena (2000) también se muestra. Foto: Adrian Noa
La bandera cubana y el bolígrafo que usó Raúl Castro en la tribuna antimperialista realizada en Melena (2000) también se muestra. Foto: Adrian Noa
  • Al museo han llegado piezas a través de donantes entre los cuales se puede mencionar a Orlando Perea, el hermano de Rogelio Perea, quien ha contribuido con la colección relacionada con este mártir, así como la que se muestra en la sala dedicada a la Revolución (fotos). Rodolfo Padrón también ha colaborado en este sentido, él realizó numerosas búsquedas arqueológicas y nos facilitó muchas piezas de las que exhibimos en la colección sobre la etapa aborigen.
  • La conservación es otra de las principales funciones del museo, además de investigar y enriquecer las colecciones, su conservación resulta vital. Para realizar esta faena deben ubicarlas correctamente, respetar los procedimientos establecidos para cada caso, darles sol o ventilarlas según sea la pieza, aplicar el tipo de fumigación que cada colección requiere, entre otras acciones. La conservación demanda un trabajo sistemático, organizado, dedicado, minucioso.
Yordana Carrodeguas Rojas. Foto: Adrian Noa
Yordana Carrodeguas Rojas. Foto: Adrian Noa

*Estos datos los ofreció Yordana Carrodeguas Rojas, directora del Museo. Ella además nos contó que le encanta estudiar e investigar, “creo que es para lo que nací; antes era maestra, pero me gusta enseñar del modo que las personas se nutran con mis conocimientos. Estoy enamorada de mi trabajo, es maravilloso”, aseguró.

El Camilo de los niños

Camilo evocado por los más chicos. Foto: Diana Inés Rodríguez/Tomada de ACN
Camilo evocado por los más chicos. Foto: Diana Inés Rodríguez/Tomada de ACN

“!Mira, mira, ya tengo tu flor!”. Así excalmaba aquel pequeño a su amiga cuando le regalaba una rosa para que se la llevara a Camilo.

Y en ese gesto inocente, cuando la bondad brilla, también estaba el Comandante de la amplia sonrisa y el sombrero alón. Ahí encontré a Camilo Cienfuegos, en los más pequeños, en el futuro, en su alegría…

Los niños evocan a Camilo en cada octubre.Foto: Ladyrene Pérez/Tomada de Cubadebate
Los niños evocan a Camilo en cada octubre.Foto: Ladyrene Pérez/Tomada de Cubadebate